Son muchos los sectores que implementan Big Data y aún se encuentra en un continuo auge. Por ello, vamos a hablar un poco e indagar en el tema haciendo un poco más de hincapié en su beneficio. ¿Realmente el Big Data es de tanta utilidad como dicen?

¿Qué es el Big Data?

El Big Data se basa en la recopilación, gestión y tratamiento de una cuantiosa cantidad de información, datos, etc., proporcionando una gran utilidad dentro del mundo empresarial, en cuanto a su productividad. En definitiva podemos definir dicho término en las 3V´s: variedad, volumen y velocidad. Aunque, hemos de decir que ahora se han sumando dos más, veracidad y valor.

Aún así, a día de hoy son muchas las empresas que son reticentes a aplicar este tipo de tecnología, ya sea por miedo o desconocimiento.

Antiguamente, se cargaba la información estructurada mediante ETL, la cual se encontraba almacenada en sistemas ERP y CRM.

El Big Data es una de las tecnológicas fundamentales en cuanto a la transformación digital, la cual abarca muchos parámetros.

¿Cuáles son las ventajas del Big Data?

Algo que debemos de tener muy claro es que la información es poder, y cuanta más información tengamos, mejores serán las decisiones y estrategias llevadas a cabo. Es decir, lo podemos traducir en términos de éxito, los cuales veremos a continuación.

  • El Big Data nos permite conocer mejor nuestro propio negocio, partiendo de cuáles son sus puntos fuertes y débiles. Esto nos lleva a una mejor asignación de recursos y a potenciar más las aptitudes.
  • En relación a lo anterior, la toma de decisiones mejora constantemente. Aparte de la anticipación, rapidez, etc., que pueda llegar a suponer, ya podemos visualizar y simular distintos escenarios.
  • Un mayor conocimiento del mercado.
  • Seguimiento de la competencia. Como podemos observar todo va encadenado, ya que si podemos anticiparnos a realizar estrategias, nuestra ventaja competitiva es aún mayor.
  • Información en tiempo real. ¿De qué nos vale obtener datos si son anticuados? Ya no tendrían ningún valor aplicable tanto al presente como en un futuro. Pero gracias al Big Data, toda la información se puede recopilar de manera diaria mediante los indicadores clave, KPI, y así poder tener un feedback en tiempo real.
  • Reducción de costes.
  • Tecnología de presente y futuro.

¿Cuáles son sus posibles usos?

Tras haber comentado el apartado anterior, seguro que ya tienes un poco más claro cuál sería el uso que podrías obtener. Pero vamos a verlo aún más en detalle.

  • Incremento de productos y servicios. Gracias al gran conocimiento de nuestros clientes o incluso del mercado en general, son más los productos que las compañías están creando en base a dichos parámetros.
  • Excelente relación con los clientes. Debido al gran conocimiento que podemos tener de ellos, se vuelve crucial la personalización. Además, hoy día es muy fácil que los clientes no sean fieles debido a la gran variedad de marcas que hay.
  • Aprendizaje automático. Ya las máquinas no se programan, si no que aprenden mediante el Big Data.
  • Mayor innovación gracias a las interdependencias entre instituciones, procesos, entidades y seres humanos.
  • Conformidad y fraude. A través del Big Data es posible identificar patrones de datos que puedan ocasionar un fraude.

¿A qué desafíos se enfrenta la calidad de datos en Big Data?

El Big Data va desde la toma de decisiones hasta el aumento de productividad. Por ello, la calidad de los datos, la reglamentación o incluso la protección de los mismos son unos de los grandes retos a los que se enfrenta.

  • Talento. Debido al auge que ha tenido en el sector, se ha hecho imprescindible contar con expertos de la materia. Sus principales funciones se basan principalmente en el análisis de datos en base a distintas soluciones tecnológicas y así, determinar la validez.
  • Calidad. En relación a lo anterior, para poder comprobar su veracidad, la información debe de ser precisa y relevante.
  • Ciberseguridad. Las empresas deben de asegurar que su repositorio de datos ya se encuentre en servidores físicos o virtuales, cuenten con medidas necesarias para evitar robos, pérdida o incluso destrucción de la información.
  • Reglamentación. Por lo general, la información de las empresas es tanto privada como confidencial. Por ello, es importante que cumplan ciertos marcos legales propios de cada industria. La protección de datos debe de ser garantizada tanto para los de la propia empresa como para la de los clientes en base al Reglamento General de Protección de Datos.
  • Dinamismo.

Como hemos podido comprobar, el Big Data ofrece grandes soluciones dentro del sector profesional y empresarial, pero también se enfrenta grandes retos que superar.

Si quieres ver los retos y tendencias a los que se está y se va a enfrenar la transformación digital en este 2020 pincha aquí.

¿Quieres conocer en qué punto te encuentras de transformación digital?

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies