¿Tu empresa ha sufrido alguna vez un ataque cibernético? ¿Sabías que se puede llegar a solventar a través de la Inteligencia Artificial (IA)?

Tanto la Inteligencia Artificial como la automatización son dos grandes componentes de la transformación digital que se están empleando hoy día para lograr una mayor eficiencia dentro de las empresas.

¿Cómo evitar un ataque cibernético?

Gracias a la todos los avances con los que contamos, hoy día existe tecnología capaz de realizar diagnósticos que den lugar a un mantenimiento predictivo. Pero todos estos avances también tienen sus contras, ya que dependen y llevan integrados datos por parte de las compañías que pueden ser vulnerables de ataque.

Esta es una de las mayores preocupaciones empresariales, la violación de datos. Por ello, debemos de saber repeler este tipo de ataques mediante la unión de la IA y la automatización.

La automatización se divide en tres gamas: automatización de procesos, de pruebas y de seguridad. Basándose esta última en la reducción de riesgos y en la minimización de errores operativos. Así mismo, también aborda aquellos problemas relacionados con los ataques cibernéticos. Por lo tanto, nos va a ayudar a prevenir ciertos tipos de errores como pueden ser:

  1. Violaciones de datos basadas en el retraso de investigación de identificación de la amenaza.
  2. Excesos de alertas. Un equipo de ciberseguridad no va a poder hacerse cargo las 24 horas de los 7 días que tiene una semana de todo aquello que se registre al momento.
  3. Escasez de capacidades del sistema para detectar las inyeccciones de ransomware introducidas por los ciberdelincuentes.

A parte de conseguir una mayor proactividad en los analistas de seguridad, también logra centralizar toda su atención en aquellos ataques cibernéticos más complejos.

¿Cómo es de útil la Inteligencia Artificial?

¿Sabemos realmente qué beneficio puede aportarnos la Inteligencia Artificial dentro de nuestro negocio?

Una de las mayores limitaciones de los equipos de TI es la gran cantidad de volumen de datos a analizar. Por lo que la Inteligencia Artificial dotará de ventajas a las empresas siendo capaz de procesar esa cantidad y detectar posibles amenazas.

Por otro lado, la IA que opera dentro de una red puede supervisar los modelos de cada uno de los empleados que accedan a ella, dando lugar a perfiles de su actividad habitual. Del mismo modo, también supervisa la actividad que lleva a cabo dentro de la red en búsqueda de posibles fallos, pudiendo prevenir, el número de alertas falsas.

Por tanto los beneficios que reporta a nuestra empresa son:

  • Análisis y diagnósticos predictivos.
  • Recomendaciones.
  • Rápidas resoluciones.

En un futuro no muy lejano, los sistemas de IA podrán llegar a tomar decisiones complejas, que aún necesitan de la inteligencia humana.

Pero eso sí, la IA también cuenta con limitaciones que mayoritariamente depende de las herramientas, plataformas y códigos que estén a disposición de la compañía. Por lo que si son limitadas, también lo será la IA.

Por tanto podemos ver como un ataque cibernético puede ser combatido, o mejor dicho, prevenido, tanto por la Inteligencia Artificial como por la automatización de seguridad. Eso sí, siempre que se haga un buen uso.

Si quieres ver los retos y tendencias a los que se está y se va a enfrenar la transformación digital en este 2020 pincha aquí.

¿Quieres conocer en qué punto te encuentras de transformación digital?

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies